10 Hábitos sustentables para comenzar a llevar una vida más consciente con el medio ambiente

1. Reduce, Reutiliza y Recicla

Lo básico para llevar una vida sustentable es aplicar las 3R empezando por reducir nuestro consumo. Dejemos de comprar cosas innesesarias, y reutilizemos. Por ejemplo, en lugar de botar los envases de vidrio podríamos usarlos para guardar té en hoja, sal u otros condimentos. Por último, los plásticos, cartones, papeles, latas y envases de vidrio que no hayamos podido evitar comprar, deberían ser depositados en los contenedores de reciclaje que hay en los puntos limpios. 

2. Separa los residuos orgánicos de los reciclables

Otra manera de reducir la basura, además de reciclar, es separar los residuos orgánicos. Puedes hacer tu propio compost o depositarlo en contenedores habilitados. Si vives en Santiago puedes juntar los residuos orgánicos en una bolsa biodegradable y depositarlos contenedores de Sr. Compost. (Los sábados en la Feria Mercado Drugstore y domingos en la plaza Río de Janeiro hasta la 1pm)

3. Lleva siempre contigo una bolsa, una botella y un vaso reutilizables

El plástico es altamente contaminante y su reciclaje también, por ende nuestra meta debería ser dejar de consumirlo y no sólo reciclarlo. El primer paso para esto es usar bolsas de tela reutilizables en lugar de bolsas plásticas, y hacer lo mismo con las botellas de agua y los vasos plásticos de un sólo uso. Existe una enorme variedad de botellas de vidrio o de metal en el mercado, además de vasos especiales para llevar en la cartera.  

4. Evita comprar frutas envasadas en plástico

Es insólito que compremos frutas y verduras en plástico. No hay necesidad alguna de envolver en este material productos que crecen de la tierra, además este tipo de plástico no es reciclable. Por eso la invitación es a comprar frutas y verduras en mercados y ferias libres, en lugar de supermercados.

5. Compra té y granos a granel

El té, el café, el arroz, las legumbres, los fideos, las harinas y los frutos secos se pueden comprar a granel en ferias, mercados o gramerías, sólo tienes que llevar tu envase de vidrio vacío  y pedir que te lo rellenen.

6. Compra productos de limpieza que no vengan en plástico y que sean ecológicos

Los productos de limpieza industriales pueden ser muy contaminantes para el medio ambiente, además la mayoría viene en envases plásticos. Podemos evitar consumir este tipo de productos comprando en gramerías o en mercados sustentables. Por ejemplo, yo compro el lavaplatos y el detergente para lavar ropa a granel, sólo llevo mi envase de vidrio y ya está. En cuanto al jabón, compro jabones sin envase en mercados, y papel higiénico libre de plástico en la tienda Sin Envase. 

7. Usa productos de higiene personal y cosmética Natural

Probablemente la mayor cantidad de productos plásticos que tenemos en casa son los que tienen que ver con la higiene personal. Es momento de cambiar el shampú, bálsamo, exfoliante, crema de cuerpo, crema de cara, crema de manos en plástico por los mismos productos sin envase o en envase de vidrio. Otro punto importante con respecto a la cosmética es la conciencia animal. Para tener una vida sustentable es necesario ser conciente de la experimentación que se hace en animales al testear labiales, sombras de ojos y otros cosméticos. Dejemos a los animales en paz y compremos productos Cruelty Free. 

8. Prepara tus propios dulces y snacks

Al separar la basura orgánica de la reciclable, me he dado cuenta de que hay algunos tipos de plástico que no se pueden reciclar. Lo que hago con ellos es introducirlos en botellas plásticas para hacer ecoladrillos. Al mirar mis ecoladrillos he visto que mucho de lo que hay dentro son envases de galletas o papas fritas, por eso la importancia de este punto. Podemos decir que dejaremos las golosinas pero no sé si sería realista, lo que sí podemos hacer es preparanos “treats” caseros, como chocolates a base de aceite de coco, brownies hechos en casa, papas en láminas al horno o palomitas de maíz hechas en olla. 

9. Vístete con ropa más sostenible

La realidad es que mientras más barata sea una prenda, más dañina con el medio ambiente ha sido. Y no sólo eso, en muchos casos marcas reconocidas han sido sancionadas por no cumplir con los estándares de bienestar mínimos con sus trabajadores. Existen razones por las cuales grandes marcas como H&M y Forever21 tienen precios tan bajos y ropa tan popular. La propuesta aquí es comprar productos de emprendedores y artesanos locales, ropa usada o darle rienda a nuestra creatividad y hacer nuestros propios accesorios.

10. Ahorra energía 

Si queremos hacer una diferencia tenemos que pensar en grande. Para ayudar a disminuir la cantidad de hidroeléctricas y termoeléctricas que se construyen, debemos hacer nuestra parte y consumir menos energía. Apaguemos las luces cuando no estemos en las habitaciones, lo mismo con la tv y los parlantes. Tampoco deberíamos dejar los cargadores de celulares enchufados si no están en uso,  de pueden llegar a consumir un 20% de la energía eléctrica mensual de nuestros hogares. 

Hacer todos estos cambios de vida puede sonar abrumador, ¡pero la idea no es hacerlos de la noche a la mañana! Para que estas decisiones se conviertan en hábitos constantes, es necesario implementarlas una por una. Puedes comenzar separando tu basura y depositando en puntos limpios los residuos reciclables, y una vez que te hayas acostumbrado a hacerlo, seguir con el siguiente eco-hábito. Una vez que tomas conciencia el cambio se da solo ¡ánimo!