Seleccionar página

Me encanta Latinoamérica tiene su propia personalidad que se puede apreciar sobre todo en sus ciudades. Tiene tantos barrios lindos, lo que queda de los asentamientos coloniales, que construidos por los españoles y portugueses, como amebas fueron tomando la forma latina en todos sus rincones, en todas sus partes.

Hay muchos de esos barrios, aquí sólo están los que visité y me robaron el corazón ¡Bellezas latinoamericanas a la orden!

6.Centro Histórico, Quito, Ecuador

El centro histórico de Quito, uno de los mejor conservados de Latinoamérica, es Patrimonio Cultural de la Humanidad. A diferencia de otros de esta lista, no se caracteriza por tener colores fuertes, más bien priman los blancos y los grises de los adoquines. Alberga seis iglesias y once edificios coloniales entre los que se encuentran la sede de la Presidencia de la república y diez museos. Es tan lindo de día como de noche porque todos los monumentosestán muy bien iluminados. 

5. Barrio La Boca, Buenos Aires, Argentina

Caminito es la calle más conocida de este pintoresco barrio bonaerense. Lo característico en el barrio de La Boca son las casitas de colores, los bailarines de tango que posan para la foto y los restoranes y tiendas que terminan de hacerlo uno de los más turísticos de la ciudad porteña. Se dice que la gente que habitó el barrio durante el siglo XIX,  inmigrantes italianos y la clase baja de la antigua Buenos Aires, pintaba sus casas con las pinturas que sobraban de los barcos que llegaban al puerto, pero que como no había suficiente no podían pintar todas las paredes del mismo color

 4.La Candelaria, Bogotá, Colombia

La Candelaria es el barrio bohemio de Bogotá. Donde viven los artistas, los escritores y por donde se pasean los artesanos. Está lleno de coloridos murales que adornan los teatros, los centros culturales, las tiendas de diseñadores independientes y los cafecitos de autor. Las caminatas se hacen largas por sus calles empinadas, pero vale la pena recorrerlo para ver sus coloridas construcciones de la era colonial y por si te toca de improvisto un carnaval o una performance cultural como me pasó a mí. 

3. Pelourinho, Salvador de Bahía Brasil

Pelourinho es simplemente maravilloso. Sus casonas de colores, las pulseritas colgadas en la puerta de la iglesia, las mujeres vestidas con trajes de bahianas, los cocos gelados que venden en las calles de adoquines, las rodas y otras manifestaciones culturales hacen de este barrio uno de los más llamativos de Latinoamérica. Brasil es muy diferente al resto de la región, y lo mismo sucede con este barrio en comparación con el resto de la lista. Aquí se puede apreciar la influencia de las distintas religiones que se profesan en Salvador de Bahía. Es Patrimonio Histórico de la Humanidad y uno de los que más me gustan. 

2.Habana Vieja, La Habana, Cuba

 Debo decir que esta lista es muy subjetiva, tiene que ver no sólo con las ciudades sino que también con la experiencia que tuve en ellas. La conexión que tengo con La Habana es la más fuerte de las ciudades de la lista. Cuando tenía 8 años viví en Cuba y me enamoré perdidamente del país y de su gente.

La Habana está detenida en el tiempo y la Habana Vieja, el barrio más antiguo de la ciudad, es la prueba más hermosa de esto. Este barrio no está tan bien mantenido como Cartagena de Indias en Colombia, las paredes de sus edificios no están retocadas ni hay flores colgando de las barandas, pero lo que tiene La Habana Vieja es que se siente real. Los autos de la época de los 50′ no están de adorno para los turistas, son el medio de transporte de muchos. Elegida como Patrimonio Cultural de la Humanidad este barrio de edificios barroco y art déco conquista de verdad.

1.Ciudad Amurallada, Cartagena de Indias, Colombia

 Romance es lo primero que se me viene a la mente cuando pienso en este barrio. La Ciudad Amurallada de Cartagena de Indias debe ser uno de los lugares más hermosos que hay en esta tierra. Caminar por esas estrechas callecitas rodeadas de edificios amarillos, rojos, celestes y rosados de barandas y flores interminables, es como estar dentro de una pintura. 

Es la ciudad perfecta para una luna de miel. No hay nada mejor que pasear en carruaje bajo las estrellas mientras bebes un espumante junto a tu pareja,  cenar en uno de los lindos restaurantes a la luz de las velas o tomarse un mojito en un bar súper ondero y luego salir a bailar salsa hasta el amanecer. Como otros de la lista, también es Patrimonio Cultural de la Humanidad y el barrio colonial más hermoso de Latinoamérica.